Cuando manejamos la iluminación es uno de los elementos primordiales de la  seguridad activa del vehículo. El desarrollo de lo estético y la evolución de la tecnología lumínica y su potencia se ha desarrollado y evolucionado a lo largo de la historia. El servicio oficial Toyota Prana hace una cronología del surgimiento de los distintos tipos de luces para vehículos y en esta nota te brinda algunos consejos, que para muchos sonaran redundantes pero que siempre viene bien tratar.

servicio oficial Toyota

Diseño de los faros delanteros del Toyota SW4

La iluminación en los vehículos es un elemento clave en varios sentidos ya que gracias a las luces vemos por dónde andamos en condiciones de baja visibilidad y pueden vernos los demás vehículos o peatones, y por esta razón es considerado un sistema activo, es decir un sistema que evita accidentes.

El conductor debe saber cómo interpretar las circunstancias, adecuar la velocidad y escoger la iluminación en función de cada momento.

Los vehículo poseen las siguientes luces:

  • luces de posición
  • de cruce (corta)
  • de largo alcance
  • intermitentes
  • luces antiniebla
  • luces de freno
  • luces de emergencia (balizas)

Todas estas luces que poseen nuestros vehículos tienen mandos específicos que varían en su ubicación de acuerdo al vehículo que tengamos pero en general se concentran en las palancas que acompañan al volante.

Las luces deben utilizarse en forma justificada, no por cualquier motivo, por norma las luces de un vehículo se deben encender entre la puesta de sol y la salida del mismo por la mañana pero en general las luces se utilizan cuando no hay visibilidad completa.

En general hoy en día las luces de posición se encienden al mismo tiempo que las luces de corto alcance. Las luces de posición sirven para mostrar en la posición en que se encuentra el vehículo. Sí estacionamos en una banquina es importante dejar prendidas las luces de posición para que se nos ubique inmediatamente de lejos o en su defecto las balizas.

La luz de cruce o corta,  se usa de noche, siempre, en todas las vías y de día, en todas las vías con niebla, mucha lluvia, nevada o nubes de polvo o humo. Por supuesto, en todo momento en túneles, carriles reversibles, adicionales y habilitados para circular en sentido contrario.

Por ventas solicita asesoramiento al:

(011) 4505-8700/8686

ventas@prana.com.ar

Con las luces de largo alcance tendremos una visibilidad extensa y con un alcance de lo que tenemos a lo lejos en nuestro camino que hace nuestra marcha mucho más segura pudiendo apreciar detalles del camino y de su entorno próximo. Las luces de largo alcance deben utilizarse siempre de noche, menos:

  • cuando no esté justificado porque la visibilidad es suficiente y con las luces cortas nos alcanza.
  • si encandilamos a otro conductor que viene de frente o a aquellos vehículos que estamos por alcanzar.
  • en zonas urbanas ya que estas se encuentran iluminadas.

Las luces largas también se utilizan para señalizar con una pequeña ráfaga, cuando queremos realizar determinadas maniobras, como por ejemplo un adelantamiento; así avisamos al conductor que esta delante nuestra acción.  

Las luces de freno, como su nombre lo indica, son aquéllas luces que permiten que los conductores que van detrás nuestro sepan que estamos iniciando una frenada. Es un sistema de seguridad activa en sí mismo. Junto a las luces de emergencia o balizas (las cuatro intermitencias activadas) nos sirven para avisar de que realizamos una frenada de emergencia, aunque muchos coches ya incorporan un sistema de luces de freno que parpadea insistentemente cuando frenamos a fondo.

Las luces intermitentes debemos accionarlas para informar de nuestra intención de realizar una maniobra, no sirve para avisar de que estamos haciendo la maniobra sino que el uso fundamental es informativo, es decir la accionamos y debemos utilizarla para que otros conductores sepan lo que vamos a hacer y actuar en consecuencia.

Las luces antiniebla deben encenderse de acuerdo a las circunstancias de visibilidad, es decir cuando comencemos a ver peor porque aparece la niebla o llovizna, encenderemos las luces de corto alcance Y opcionalmente si poseemos también las luces antiniebla.

Evolución de las luces para vehículos a lo largo de la historia hasta llegar al LED

La cantidad de luz con que disponemos ha evolucionado a lo largo de la historia del automóvil aquí nombraremos, brevemente, estos desarrollos que coinciden con el aumento de la calidad de la luz.

Lámparas de aceite

Lámparas de aceite los primeros faros en los vehículos se heredaron de los faroles de los carruajes a caballos; eran candiles de petróleo con una mecha empapada en ese combustible o en alcohol y su llama al arder proyectaba la luz mediante un reflector. Era una luz muy anaranjada y débil.

Lámparas de carburo

Los vehículos a finales del siglo XIX y comienzos del siglo XX comenzaron a utilizar un generador de acetileno; se trataba de un artefacto parecido a una olla exprés en las que se metían unas piedras de carburo y un gotero. Cuando se quería encender la luz, habrías el gotero y al caer el agua sobre el carburo desprendía un gas y este se llevaba por unas tuberías hacia el faro donde se quemaba. La llama que se generaba era muy blanca y luminosa, mejoraba la iluminación en relación a la lámpara de aceite.

Lámparas de incandescencia

En la segunda década del siglo XX comenzaron a generalizarse unas lamparitas con filamentos de tungsteno que producía la luz; este funcionamiento fue mucho más cómodo, seguro y funcional que los anteriores.

Lámparas halógenas

Estas lámparas generarán un aumento muy grande de la capacidad lumínica de las bombillas o lamparitas y de su duración. En lugar de un filamento rodeado de vacío el interior de esta lamparita contiene un gas halógeno que permite que el filamento alcance más temperatura sin fundirse, incrementando la luz que emite y su duración.

Lámparas de descarga de gas (xenón)

En este caso lo que actúa es la incandescencia de la lámpara que está provocada por el paso de una elevada diferencia de potencia en los extremos. Aquí actúa un plasma, una vez que el plasma empieza a emitir luz, mantenerla apenas requiere energía. Así son las lámparas de xenón: consumen menos y emiten mucha más cantidad de luz, por esta razón siempre son acompañadas por un sistema de altura automático.

Lámparas de LED

Estas son luces generadas por diodos luminosos, su encendido es instantáneo y el faro puede estar compuesto por varios módulos matriciales de modo que cada uno puede proporcionar distintos puntos de luz e iluminar distintas zonas de la ruta o calle.

El mantenimiento de los faros y sus luces y lamparas es indispensable para que no pierdan su potencia y para que no se aflojen he iluminen zonas no deseadas que en vez de aclarar entorpezcan la conducción nuestra y de los vehículos del entorno.

Acercate o comunicate con nuestro concesionario para conocer los precios exclusivos de cada uno de nuestros modelos y ante cualquier inconveniente nuestro servicio oficial Toyota está para brindarte toda su excelencia. Estamos sobre la Av. Fco. Beiro 4431 y 3502 en Villa Devoto. Atendemos de Lun a Vie 8:30hs a 19:30hs y los Sab, Dom y Feriados de 9hs a 19hs. Nuestros teléfonos: (011) 4505-8700/8686. Mail: ventas@prana.com.ar. También podés seguirnos y comunicarte con nosotros a través de nuestra página de facebook: https://www.facebook.com/PranaToyota/.